sábado, 30 de julio de 2016

LA CENA, Herman Koch [Reseña]



INFORMACIÓN SOBRE LA NOVELA
TÍTULO La cena
AUTOR  Herman Koch
EDITORIAL Salamandra
AÑO 2010
TRADUCCIÓN Marta Arguilé Bernal
ISBN/ASIN 9788498383034
Nº PÁGINAS  288
GÉNERO LITERARIO Narrativa

Sinopsis

Una novela ácida y provocadora que ha impactado a miles de lectores en todo el mundo.
¿Hasta dónde es capaz de llegar un padre para encubrir a un hijo que comete un delito injustificable? ¿Debe prevalecer el instinto de protección paterna, o la lealtad a unas normas sociales que garantizan la coherencia y la fortaleza del grupo? Estas y otras preguntas de igual calibre surgen como dardos durante la lectura de La cena, una novela ácida y provocadora que apunta sin miramientos a toda una clase social acomodada de los Países Bajos y, por extensión, de toda Europa, instalada en una inercia de autosatisfacción y complacencia, e indiferente hacia el devenir de la generación que ha de sucederla. Dos parejas se han citado a cenar en un moderno y exclusivo restaurante de Ámsterdam.
Mientras saborean el aperitivo y charlan con aparente despreocupación sobre la última película de moda y sus planes para las vacaciones, son conscientes de que, tarde o temprano, deberán abordar el incierto y acuciante asunto que los ha llevado a reunirse: el futuro de Michel y Rick, sus hijos de quince años, que según algunos indicios podrían estar envueltos en un caso de violencia grave. Así pues, tras los postres, cuando la cena llegue a sus últimos compases, la tensión entre los comensales habrá alcanzado su punto culminante y la cadena de secretos y revelaciones confluirán en un final dramático en el que nadie podrá esgrimir su inocencia.
Tras cosechar un éxito inmediato y arrollador en Holanda —copó las listas de bestsellers, y ya ha vendido más de 340 mil ejemplares—, La cena ganó el Premio del Público y fue declarado Libro del Año 2009.


Reseña

Encontré este libro en la biblioteca y me llamó la atención por la sinopsis, no por el hecho de que fuera un bestseller (normalmente no me agradan) y éste lo era, por eso tuve mis reticencias al principio, pero la verdad es que la sinopsis está muy bien construida y lo cogí (total, era gratis).

La historia está bien, a secas. Sí que hay crítica social y eso me parece muy interesante (en cualquier novela que pueda leer), pero tampoco va más allá. A ratos me pareció un poco lenta, es cierto que el escritor utiliza la técnica de los recuerdos para presentarnos los personajes, ya que la novela abarca unas pocas horas, las que duran una cena entre dos parejas (dos hermanos y sus esposas); pero me resultaron escenas demasiado extensas, creo que con menos palabras se hubiese podido decir lo mismo. Así que empecé cierto desasosiego por avanzar en la lectura. Me di cuenta de que no estaba disfrutando de ella, era más bien un ansia de pasar ya las descripciones del pasado para continuar con la actualidad y descubrir qué es lo que habían hecho los hijos de estas dos parejas.

En un momento determinado sí que empecé a disfrutar de esos flashbacks, en especial cuando el narrador (uno de los hermanos) explica cómo tuvo que dejar de impartir clases en el instituto y, aunque no queda muy claro, el avance de su enfermedad. Aunque, al final tengo la impresión de que se ha quedado corto. Creo que podría haber dado para más ese personaje, ya que es la base de la historia (no su hijo, como parece en una primera aproximación a la novela), sino él. Él como progenitor y él como educador-padre.

Los otros tres personajes están bastante estereotipados...La mujer-madre perfecta. El hermano político carismático y, a la vez, ambicioso. La mujer del político que aspira a tener un marido poderoso.

Y los hijos...Uno de ellos adoptado. Los tres sin escrúpulos y sentimientos de empatía. Los tres pequeños delincuentes que deciden tomar la justicia por su mano, defendiendo una sociedad en la que ellos mismos podrían ser repudiados si se descubriese toda la verdad. Unos niños pijos que se aburren, sin más. 

La historia es entretenida, la crítica a la sociedad actual está, pero para mi gusto, se queda corta y los personajes podrían haber sido más perfilados. En definitiva, está bien como lectura ligera de verano. Sin pretensiones. 

Si tenéis curiosidad, se elogia bastante esta novela por este mundo cibernético, pero yo creo que realmente exageran. Si queréis saber si me equivoco o no, podéis leerla. Luego no digáis que no os había avisado. O quizá os guste, y forméis parte de esta gran masa de lectores que han encumbrado esta novela hasta llegar a ser un bestseller. Lo mío es solo una opinión, una de tantas. Así que, ¿quién sabe?






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@s a mi casa cibernética.
Lo que aquí expongo es solo mi opinión. Por tanto, ni es la verdad absoluta ni pretendo sentar cátedra. Mi canon es solo mi canon. Tú puedes tener otro y es genial.
Si quieres dejar un comentario, me encantaría. Eso sí, siempre con respeto y educación.